jueves, 24 de julio de 2014

La Luna en Cáncer y en conjunción con Venus

Hoy amanecimos con el tránsito lunar por el signo de Cáncer, signo de la familia, el hogar y los recuerdos. Sabemos que la Luna cada dos días cambia de signo y con ella se activan otros tránsitos planetarios, tanto a nivel general como personal.

Cuando la Luna está en Cáncer, las emociones están en su domicilio, ya que la energía lunar es afín al signo del cangrejo. Es un buen momento para abrirnos emocionalmente y focalizarnos en nuestro entorno inmediato, doméstico, familiar. Todas las situaciones que impliquen protección, nutrición y resguardo se vuelven prioridad durante estos días.

La conjunción con Venus aporta armonía, paz, la búsqueda de belleza y un poco de pereza. También favorece el ingreso de dinero por cuestiones lunares: la noche, las mujeres, la familia, bienes raíces, el pueblo y todo lo relacionado con las audiencias.

Mercurio también está participando de la conjunción, indicando el carácter racional, comunicacional, del plano lunar y canceriano. Es probable que no sólo estemos especialmente sensibles sino que además necesitemos comunicarlo, ponerlo en palabras. A Mercurio se lo relaciona con los viajes, y cuando está con Venus y la Luna, quizás sea una buena posibilidad para hacer un viaje (físico, placentero, por Venus; o mental por Mercurio) a lugares de nuestra infancia o que nos traigan recuerdos (ya que la energía canceriana permanentemente se nutre de ellos). 

Esta Luna seguramente traerá asuntos del pasado. Nos invita a reflexionar (Mercurio) acerca de nuestros orígenes (Cáncer) y por lo tanto es probable que aparezcan personas y situaciones que nos obliguen a dicha tarea. Venus también indica asuntos monetarios y relacionados con el hogar, la fantasía y la niñez, por lo tanto puede haber gastos en estos ámbitos.

Respecto a la cuadratura con Urano en Aries, debemos cuidarnos de ser impulsivos y reaccionar agresivamente, pero como Saturno y Neptuno están en buenos aspectos (ambos en trígono) podrán aportar estabilidad, madurez y balance. Plutón opuesto nos impone intensidad, bucear en las profundidades. Como está en Capricornio (signo del esfuerzo, el trabajo y los límites) quizás nos ponga en conflicto con estructuras y reglas, sobre todo en el entorno laboral, que no está favorecido por esta Luna.

Mientras la energía solar está domiciliada en Leo y recibiendo un caudal expansivo por la conjunción con Júpiter, la Luna en Cáncer nos plantea cuán importante es para todo crecimiento personal tener las emociones bien aspectadas. Y por cierto, en lo que a emociones respecta, no hay signo más experto que Cáncer.

Para Aries, esta energía lunar recaerá en los asuntos familiares y del hogar. Para Tauro en lo que respecta a comunicaciones, viajes cortos y hermanos. Para Géminis, ganancias y confort personal. Para Cáncer, especialmente en su personalidad y deseos personales, serán el centro de atención. Para Leo, introspección y fructíferos momentos de soledad en los que se encontrarán a sí mismos. Para Virgo, emociones por amigos, grupos y metas personales. Para Libra, el mundo emocional y familiar se mezcla con el ámbito laboral. Para Escorpio la energía circulará en torno a sus ideas, al sentido de sus vidas, a los asuntos legales o extranjeros, incluido un viaje. Para Sagitario, asuntos de herencias, préstamos y dinero. Para Capricornio, el mundo emocional compartido con la pareja. Para Acuario, la salud, las dietas y el cuidado del cuerpo. Para Piscis, emociones a través de diversiones, hobbys y niños, también los romances.




No hay comentarios. :

Publicar un comentario