sábado, 9 de septiembre de 2017

Marte en Virgo


Marte de regencia mercurial y elemento tierra. Marte natal de tenistas, pianistas, escritores. De Bill Evans, Venus Williams, Friedrich Nietzsche, Ernest Hemingway.


Marte en Virgo es estratégico, analítico, táctico, extremadamente crítico. Quienes nacen (nacemos, porque también es mi Marte natal) con Marte en Virgo tienen excelentes cualidades para clasificar, sintetizar, ordenar. Su accionar siempre está cuidadosamente filtrado por el raciocinio, les cuesta canalizar los impulsos marciales que comúnmente se relacionan con la espontaneidad, la agresividad y la competencia. Virgo es otra cosa: meticuloso, detallista, delicado. Estos atributos, créanme, conspiran y sabotean al antiguo dios de la guerra que todos llevamos dentro. Y, sin embargo, fue el Marte natal de Napoleón. Es cierto que lo tenía en aspecto a Júpiter en Escorpio, que lo fortaleció desde el signo marcial de agua.

Jin, de Samurai Champloo. Guerrero (Marte) de gran precisión (Virgo).

Las funciones de Marte en este signo son similares a las digestivas, que en astrología médica se corresponden con Virgo. Digerir, esa es la palabra clave, ya sea simbólica o literalmente hablando. De ahí su necesidad de orden y simpleza, de resolución de conflictos, de pureza y de (¡inalcanzable!) perfección. Buena alimentación, rutinas saludables, trabajo diario, solvencia económica. Cosas fundamentales para esta posición planetaria en la Carta Natal. Pero Marte no es un planeta fácil. Por eso, bajo presión y tránsitos complicados puede actuar contrariamente a sus virtudes naturales y acarrear dificultades para digerir (ya sea alimentos o situaciones), exceso de crítica, violencia verbal, incapacidad para superar obstáculos del entorno inmediato (especialmente laboral), pérdida de tiempo en luchas exhaustivas contra detalles menores, gastos fuera de control, actitudes serviles en lugar de serviciales.



No sería tan errado compararlo con Marte en Escorpio, ya que existen puntos de contacto entre ambos signos. Los dos son reservados, desconfiados y quieren tenerlo todo bajo control. Son excelentes investigadores, rastreadores de comprometedoras huellas, de evidencia que más tarde sabrán aprovechar mejor que nadie. Quizás Marte en Escorpio sea mucho más ambicioso y juegue sus cartas en ámbitos relacionados con el poder, mientras que Marte en Virgo prefiere operar desde su humilde lugar, como el científico que recolecta y procesa objetivamente la información para sacar sus conclusiones. Las características de los planetas regentes confirman estas diferencias: Mercurio (Virgo) es curioso, juvenil y versátil; Plutón (Escorpio), manipulador, poderoso y hasta cruel. Sin embargo, también tienen en común una veta quironiana afín a la salud, la sanación, el servicio. De hecho, Marte en cualquiera de estos dos signos va perfectamente bien en actividades como la medicina y la biología.

Bill Evans, Marte en Virgo.

La energía del tránsito planetario de Marte en Virgo en términos generales se vive como un tiempo en el que la fuerza adquiere un carácter mercurial. Se mueven los escritos, se precipitan las palabras y la correspondencia, todo tipo de pleitos a través de papeles, cartas, documentos, se concretan nombramientos, contratos, cálculos de toda índole. Durante este período nos enfocamos en organizar nuestro espacio, en eliminar todo aquello que se volvió accesorio, ya sea por excesivamente caro o simplemente por caduco. Virgo es un signo complejo que busca simpleza, austeridad, orden (cualidades mucho más saturninas que marciales, es cierto). Y en ello radica su fuerza, más aún cuando lo visita Marte. Sus principales herramientas para conseguirlo son su técnica, su precisión, su eficiencia. Gran momento, por ejemplo, para la final de un Grand Slam (que disputarán mañana Nadal y Anderson en el US Open). También debemos estar atentos a no cometer excesos en dos áreas de gran importancia para Virgo: el trabajo y la salud. Es mejor proceder con cautela, mesura y criterio. Es decir, mercurialmente. La conexión entre cuerpo (Marte) y mente (Virgo) es fundamental. Si logramos encauzarla para servir a los demás, la habremos aprovechado mejor, especialmente si (como en mi caso) el Marte natal forma aspectos con Neptuno o se ve implicada la Casa XII, ejercitando nuestro lado altruista y espiritual como demanda el eje Virgo/Piscis.




No hay comentarios. :

Publicar un comentario