La Luna en Libra y la entrada de Mercurio en Leo

La Luna entró en Libra hoy y comienzan dos días de energía venusina. Con esta Luna todos queremos agradar, gustar, complacer. Las energías del ego bajan la guardia y eso beneficia el trato con los demás. Nuestras relaciones se tornan diplomáticas, lo cual ya es un cliché libriano, pero no todo fluirá tan amablemente, recordemos que Marte y Saturno en Escorpio están buceando en nuestras profundidades. Amenicemos y cedamos, un tránsito venusino es siempre una pausa, una tregua en medio de las tensiones. Estamos obligados, profundamente, a ser frívolos, superficiales y captar esa sabiduría libriana de manejar con el más puro clasicismo las relaciones humanas. El don de la galantería y el encanto reinarán, hasta que finalmente la Luna entre en Escorpio y se encuentre con Marte y Saturno, los dos maléficos tradicionales. Entonces será un capítulo aparte. Por dos días, seamos mozartianos.

Probablemente el acontecimiento del cielo actual sea la entrada de Mercurio en Leo (configuración que hemos abordado ya y podemos leer aquí), que influirá a través de un sextil a la Luna en Libra. Tanto Leo como Libra son dos signos muy relacionados con el glamour, el placer, la elegancia y los lujos. Una salida romántica, una gratificación para los sentidos, regalos inesperados, alguien nuevo a quien causaremos una excelente impresión. Mercurio conecta, comercia, conversa, persuade. La Luna señala contextos con audiencias, mujeres, familia. El Sol y Júpiter todavía están juntos en una simbiosis que desde hace un tiempo viene favoreciendo nuestros ámbitos recreativos, lúdicos y ha sacado nuestro niño interior. Como Mercurio se suma a esta conjunción, todas estas cuestiones necesitarán promoción, expresión, divulgación: ha llegado el momento de que los demás nos conozcan, pero también de convencerlos. El teatro, el cine, el drama, el arte. Por si fuera poco, este aspecto se da un viernes, astrológicamente considerado el día de Venus, planeta de los placeres, las artes y el dinero.

Horas más tarde la Luna en Libra formará una oposición con Urano en Aries, y juntos, una gran cruz cósmica con Plutón en Capricornio y Venus en Cáncer. Dependiendo las casas astrológicas de cada carta natal podemos saber qué asuntos estarán implicados. Pero la energía cardinal señala siempre iniciativas, sobre todo cuando Urano participa en ella. Nos costará armonizar (Libra) nuestras emociones (Luna) con las demandas de afecto (Venus en agua) y los asuntos familiares (Cáncer). El poder y las presiones (Plutón) laborales o legales (Capricornio) en tensión con nuevas e inesperadas situaciones o personas (Urano) pueden llevarnos a actuar impulsivamente (Aries) o, peor, vengativa y subrepticiamente (Marte en Escorpio).

Aprovechemos la Luna en Libra para contemplar la belleza, hacer acciones bellas, ser amables, corteses (y no muy sinceros) pero justos. Dice Barenboim: "Hace falta más coraje para hacer la paz que para hacer la guerra". Describe muy bien el coraje pacífico de Libra. No hay que olvidar que la paz de Libra es una paz cardinal.

0 Comentarios