La carta natal de Emma Watson: domicilios, exaltaciones y benefactores





Lo que primero llama la atención en la carta natal de Emma Watson, como en casi todas las cartas natales de personas destacadas, es que la mayoría de sus planetas están en signos y posiciones afines a su naturaleza. Esto confirma que, más allá de que la astrología haya adquirido una notable complejidad respecto a sus leyes tradicionales, es raro que una de estas personalidades no tenga planetas en sus domicilios o exaltaciones. El carácter altamente benéfico de estas posiciones en la carta natal tiene, aún hoy, poco margen de error. Sobre todo cuando hay planetas tradicionalmente benéficos (Júpiter y Venus) en estas condiciones. Es justamente lo que sucede en la carta natal de Emma Watson.



En primer lugar, tenemos 5 planetas en signos afines. El Sol en Aries (exaltado), Venus en Piscis (exaltada), Saturno en Capricornio (domiliciado), Júpiter en Cáncer (exaltado), Plutón en Escorpio (domiciliado). Esta abundancia de domicilios y exaltaciones no hace más que resaltar su increíble potencial para el éxito. Sobre todo en el caso de la exaltación, que tradicionalmente se consideraba una posición excepcional para la elevación del nativo en cuanto a honores, riqueza y fama. La diferencia entre domicilio y exaltación no está muy clara y desde siempre ha sido discutida. Se cree que la exaltación provee más en cantidad y el domicilio más en calidad. Otros astrólogos han considerado que la diferencia radica en el modo de obtención de los éxitos: en el domicilio fluyen con naturalidad, mientras que en la exaltación devienen más repentinamente, sujetos a polémicas e incluso con posibilidad de pérdida.



Luego veamos los dispositores, es decir planetas que rigen sobre otros, por estar éstos en el signo zodiacal que rigen aquellos. Tenemos el caso de Mercurio en Tauro, cuya dispositora es la benéfica Venus, que como dijimos está exaltada y ahí se termina esta suerte de "refracción" que es la cadena de dispositores. El célebre astrólogo Morin consideraba que cuanto más se "refracta" (es decir pasa de un planeta a otro) la energía, más pierde su fuerza. Luego tenemos a Urano y Neptuno en Capricornio, cuyo dispositor es Saturno, que está en su domicilio. La Luna en Sagitario, bajo el dominio de Júpiter (regente del signo) que está exaltado en Cáncer, además de que están en recepción mutua (es decir cuando un planeta está en el signo afín al otro y éste en el signo de aquel). Marte es el planeta que más refracta su energía: está en Acuario y si bien tradicionalmente lo rige Saturno, actualmente se considera regido por Urano, que en este caso está en Capricornio, signo saturnino. Sin embargo, Marte también tiene afinidad (por exaltación) con Capricornio, de modo estaríamos ante otra recepción mutua (Marte/Urano). En suma, casi todos los planetas están en dignidad y los que se refractan, tienen dispositores bien acondicionados en sus domicilios o exaltaciones. Esto sin duda confiere muchas posibilidades de exteriorizar al mundo las mejores cualidades de los planetas: del Sol el brillo personal, de la Luna sus emociones y sensibilidad, de Venus su encanto y belleza, de Marte su autodeterminación y capacidad de logros, de Saturno su perseverancia y disciplina, de Júpiter la expansión, el desarrollo y la buena suerte.

Quedan por mencionar las casas implicadas en la carta natal, aunque con semejante caudal energético positivo, sería muy difícil que, aun cuando entraran en juego casas desfavorables, los planetas no actuaran beneficiándola. Dos planetas, Sol y Mercurio, en casa 8: casa del poder, la determinación, los legados, herencias, el sexo y el ocultismo. Es una casa afín a Marte y a Plutón, éste domiciliado en Escorpio, aspectando a Mercurio. El eje 2/8 es muy favorable para los bienes, valores y riquezas. Luego tenemos a Marte en un signo muy creativo como Acuario en la (también muy creativa) casa 5: esta zona de la carta natal sabemos que rige los entretenimientos, juegos, romances, que mucho tienen que ver con la industria del cine (por su relación con el signo de Leo, vinculado al drama y el teatro). La casa 6 es la casa del servicio y el entorno laboral, y aquí tenemos a Venus en Piscis acentuando sus aptitudes para el arte y la actuación, como así también sus conocidas actividades filantrópicas y humanitarias, muy a tono con su Marte en Acuario (signo de los grupos, las causas, lo colectivo). Júpiter, el planeta del éxito y el desarrollo personal, está en casa 10 (la profesión, el status y el reconocimiento social). Claramente la exaltación del planeta en Cáncer, signo relacionado con la popularidad, las audiencias y el público, mostró sus beneficios. Muchos actores y personalidades del cine tienen este signo en la casa 10 (Leonardo DiCaprio, Kate Winslet, Alain Delon, Roman Polanski, Harrison Ford). Respecto a la casa 4, vemos que comienza en Sagitario y luego predomina Capricornio, con dominio de Saturno y 2 planetas transpersonales en ella.

En el post anterior ya habíamos hablado de las características saturninas y cómo influyeron en la generación nacida en los 90s. Emma Watson pertenece a esta generación y no está exenta de su influencia. Vemos cómo la Luna y la casa 4 en Sagitario (signo asociado al extranjero) reflejan con increíble precisión los asuntos familiares de su infancia: hija de ingleses, nació y vivió en París, estando sujeta a muchos viajes desde pequeña. Saturno en la casa 4 obstaculiza los temas relacionados con el hogar y la familia, demandando responsabilidades a temprana edad, con una orientación hacia el ámbito profesional y social. Ambas cosas se cumplen en su caso. Sus padres se separan y el entorno familiar se fragmenta. El resto, es lo que todos conocemos: se dedica enteramente a la actuación y a sus objetivos, acorde a su ambicioso stellium capricorniano, logrando un éxito internacional con asombrosa precocidad.


Buscar en decimodoctor.com