La astrología y la salud (Parte II)




En el post anterior vimos la relación entre el zodiaco y la salud en términos generales, haciendo más hincapié en los planetas que en los signos. Nos quedó para este post indicar la tendencia de cada signo a padecer enfermedades de acuerdo a sus características.


Aries: en principio, las enfermedades agudas, rápidas, inflamatorias o las que son producto de accidentes o violencia (traumatismos, cortes, contusiones). Como la zona que rige el signo es la cabeza, suelen padecer sinusitis, afecciones de la vista, migrañas y golpes. Muchos arianos tienen cicatrices en el rostro.

Tauro: enfermedades de la garganta, las cuerdas vocales, el cuello. También los desórdenes que tienen que ver con los placeres, especialmente con la comida. Es por ello que muchos Tauro tienden a excederse en su peso y en consecuencia acarrean enfermedades derivadas (diabetes, hipertensión, colesterol, etc).

Géminis: las enfermedades nerviosas (stress, trastornos de ansiedad) y también las respiratorias (bronquitis, neumonía, asma). Brazos y manos se resienten a menudo (tendinitis, artrosis, etc). 

Cáncer: la zona más sensible es el estómago (gastritis, reflujo, etc). También se cree que inclina a padecer afecciones bronquiales, debido a que su signo rige el pecho. Trastornos del sueño, también de la conducta (el término lunático proviene de Luna, su planeta). Muchos asocian a este signo con el cáncer, pero como esta patología abarca distintos órganos, es difícil generalizar al respecto.

Leo: el corazón y sus patologías (arritmias, angina de pecho, etc). También las afecciones de la espalda y las arterias.

Virgo: los desórdenes en el sistema digestivo. Patologías intestinales y trastornos derivados de una alimentación poco sana. Por esto Virgo es un signo tan delicado, que sabe cuidarse. También se observan enfermedades nerviosas (que inciden en las digestivas), dado que su regente es Mercurio.

Libra: los riñones, el aparato urinario y las llamadas enfermedades venéreas (que provienen del término Venus, su regente). Al igual que Tauro, sufre afecciones venusinas, es decir derivadas del abuso de los placeres y el sedentarismo.

Escorpio: la zona afectada corresponde al aparato reproductor, por lo tanto hay una tendencia a las patologías de sus órganos (esterilidad, por ejemplo).

Sagitario: enfermedades relacionadas con los excesos, aunque la parte del cuerpo corresponda a los muslos y las piernas en general. Se considera un signo proclive a desórdenes mentales debido a la profusión de ideas que no se desarrollan con la objetividad y racionalidad del aire sino con el impulso y el fanatismo del fuego.

Capricornio: los huesos en general, especialmente las rodillas y las articulaciones. Traumatismos, también las enfermedades crónicas y largas, ya que Saturno es el planeta de la lentitud. 

Acuario: las enfermedades raras, poco comunes (debido a la regencia de Urano) y también las nerviosas y neurológicas. Es proclive a tener accidentes y a lesionarse los tobillos (en este sentido posee un componente saturnino, ya que este planeta también lo rige).

Piscis: enfermedades relacionadas con el sistema inmunológico, sanguíneo. La parte más sensible corresponde a los pies. Muchos trastornos relacionados con sustancias, drogas y alcohol, debido a la regencia de Neptuno, que gobierna los líquidos y las fantasías.










1 Comentarios