Temporada Libra

Imagen
El placer es aún más profundo que el sufrimiento. Nietzsche Se igualan el día y la noche, el Sol entra en Libra. Un signo que nos enseña la profundidad de lo efímero. La elegancia que es una suerte de inteligencia. Los modales que sugieren algo más que buenas –y meras– intenciones. La belleza, tentación superior. Se asocia este signo al otoño pero en el hemisferio sur coincide con la primavera. Dos estaciones de cambio y renovación. Nuestro desafío consiste en dejar que las cosas florezcan o perezcan, el mismo espectáculo que vemos en la naturaleza. No estancarnos en los errores (todo aquello quedó en  Virgo ) ni en los rencores (todo eso vendrá en Escorpio ). Ahora es tiempo de priorizar la armonía de conjunto. Cosa para nada fácil. Laissez faire , dirían en Francia. Es el momento de las relaciones. De compartir la magia –lo insólito– de poder estar juntos. Debido a que es un signo cardinal, nos animamos. Pero a ceder, a complementar, a embellecer, porque el planeta que rige

♃ Júpiter



Desde tiempos milenarios se asocia a este planeta con casi todo lo bueno de la vida: riqueza, esperanza, suerte, bondad, alegría, fe. Claro que el carácter moral de la astrología clásica contribuyó bastante: se considera a Júpiter el benéfico mayor o gran benéfico justamente porque es el planeta que (como vimos en la Casa 9) corresponde a Dios, de hecho Júpiter es la versión romana de Zeus. En contraposición a Venus, llamado el benéfico menor por su naturaleza más terrenal y mundana, Júpiter prefiere todo a lo grande. Si Venus rige los romances, el dinero y los placeres, a Júpiter le tocan esas cosas potenciadas, elevadas: los viajes largos, las grandes pasiones, las esperanzas, la riqueza, la buena suerte o ayuda de Dios.


✶ LO MAS LEÍDO

Venus en Géminis

Luna en Aries

Venus en Escorpio

Venus en Piscis