En Acuario, Mercurio siente una afinidad especial, en principio porque aquí comparte la misma triplicidad (de aire) con el signo de su domicilio, Géminis. Recordemos que el famoso astrólogo Alan Leo asocia a Neptuno (regente de Piscis) como octava superior de Venus y a Urano (regente de Acuario) como octava superior de Mercurio; es decir, uno es el amor más refinado y el otro la razón más refinada.


La mentalidad acuariana es progresista, futurista, excéntrica, original y orientada a lo grupal, humanitario y colectivo. Rigen dos planetas: Saturno y Urano. Saturno aporta cualidades relacionadas con el elemento tierra pero acordes al signo aéreo: desapego, frialdad, capacidad de análisis, límites emocionales, cálculo, previsión, metas, objetivos, conciencia social, interés por las leyes y las jerarquías. Urano, planeta eléctrico, tiene influencia sobre las revoluciones, los accidentes, los inventos, la ciencia, los cambios bruscos de paradigma y las causas transpersonales. Es importante consultar estos dos planetas, porque el que esté en mejor estado cósmico será el que influencie con más fuerza a Mercurio en Acuario.


Las personas con Mercurio en Acuario por lo general tienen una manera de pensar innovadora. Por eso destacan siempre en la ciencia, el arte o en movimientos políticos y colectivos (asambleas, sindicatos, marchas, ONGs). Tienen un marcado sentido de pertenencia al grupo y viven rodeados de amigos (muchos de ellos excéntricos). Sus convicciones son fuertes por su energía fija, pero el elemento aire los vuelve poco prácticos y con tendencia a la dispersión. Sus ideas evolucionan a través de cambios bruscos e inexplicables, por lo que son muy impredecibles. Hay que entender esta necesidad de cambio como una manera de refrescar y revitalizar. La energía que trae Acuario es precisamente la del aguador que vemos en la constelación: el que fertiliza arrojando sus cántaros de agua para el nacimiento de lo nuevo y lo futuro. La rebeldía es otra característica afín a estas personas y tiene el mismo objetivo: romper con las convenciones, normas y tradiciones para desterrar los prejuicios y todo aquello que ha quedado obsoleto. Muchas veces esto tiene un costo emocional e individual, ya que por su naturaleza inestable les cuesta involucrarse y comprometerse en un nivel más personal e íntimo. Algunas personalidades con Mercurio en Acuario son: Mozart, Steve Jobs, Martin Luther King.