Mercurio en Capricornio




Mente práctica, responsable y orientada a los objetivos materiales y profesionales. Saturno rige aquí, el planeta de los límites y los obstáculos, por lo que si no se encuentra en buen estado cósmico o con malos aspectos en la carta natal puede generar mucha estrechez de miras y exceso de utilitarismo. Bien aspectado da buen juicio, notables dotes para la ciencia y actividades que requieran paciencia, perseverancia y esfuerzo debido a su notable disciplina, constancia y resistencia.


Las personas con Mercurio en Capricornio tienen capacidad de mando y autoridad, y por lo general ocupan cargos jerárquicos si otros aspectos de la carta así lo indican. El elemento tierra y la energía cardinal hacen una combinación muy favorable para la obtención de los proyectos personales, los cuales estarán relacionados con el intelecto.  La regencia de Saturno les da seriedad y muchas dificultades para conectar con el mundo emocional, propio y ajeno. La frialdad y el realismo saturninos los tornan a veces maquiavélicos y con gran destreza para escalar posiciones sociales. El anhelo de poder los hace casi siempre estar rodeados de personas influyentes y jerárquicas, sobre todo en el mundo de la política y las finanzas. Tienen además un especial manejo de los tiempos, por lo que son excelentes estrategas.

Si Saturno está en elemento tierra (Tauro, Virgo, Capricornio) la mentalidad actuará con prudencia y responsabilidad y priorizará los asuntos pragmáticos y realistas. En elemento agua (Cáncer, Escorpio, Piscis) puede haber limitaciones e inseguridades afectivas que condicionen las facultades intelectuales y las relaciones con los demás. En fuego (Aries, Leo, Sagitario) el entusiasmo dificulta la aceptación de límites y puede haber excesos. En aire (Géminis, Libra, Acuario) se despliegan las facultades analíticas, ya que este elemento es afín a Mercurio.