Mercurio en Libra






Mente balanceada, armónica y estética. Mercurio en Libra adquiere las propiedades mentales del elemento aire pero influenciadas por la regencia de Venus, planeta del amor, la paz y la belleza. Los nacidos con este Mercurio son personas que constantemente buscan un balance en sus juicios, el equilibrio entre los opuestos. Si conoces a una persona que siempre quiere quedar bien con Dios y con el Diablo y lo mejor de todo (o lo peor) es que lo logra, seguro tiene a Mercurio en Libra.




En Libra comienza nuestra relación con los demás (la casa 7) y Mercurio aquí se define intelectualmente a través de los otros. Tiene en cuenta siempre distintos puntos de vista y se ve muy influenciado por la opinión ajena, por lo que a veces cede demasiado. Esto es así porque las fuerzas del ego (regencia de Marte), que comienzan en Aries, llegan a su ocaso en Libra (regencia de Venus y Saturno). El afán de no confrontar y agradar a todo el mundo de este Mercurio puede ser benéfico en situaciones favorables, pero no cuando hay que afirmarse y defender una posición. Oscilar siempre entre dos lados genera una indecisión crónica, que puede volverse un problema. Desarrollar más decisión e impulso sería conveniente.


Es un Mercurio con un sentido muy estricto de los límites, las formas y las leyes, destacándose en asuntos o profesiones relacionadas con el mundo judicial (abogados, fiscales, jueces, peritos). Por sus dotes para la diplomacia y las relaciones sociales esta posición planetaria es ideal para trabajar en grupo o en un sentido corporativo. En general, facilita las comunicaciones y los contactos en el mundo del arte o en ámbitos que requieran un sentido estético cultivado. También inclina a la búsqueda de la belleza en todas sus expresiones: la moda, el diseño, la elegancia, la música y las artes.

0 Comentarios