La Carta Natal, un Rubik del cielo

Imagen
El silencio eterno de estos espacios infinitos me aterra. Pascal Me habrán escuchado, o más bien leído, decir que cuando alguien cuestiona la astrología suelo responder que, al igual que la literatura, la pintura o la música, es una ficción que nos muestra la verdad.  Toda carta natal es infinita hacia arriba. Ese dibujo del cielo no es sino un recorte, una segmentación de lo que la astrología ha intentado, a lo largo de los siglos, estudiar, catalogar, esbozar, interpretar y explicar. Nada más y nada menos que el cielo. Tamaña tarea.  Sin embargo, el conocido modelo tridimensional de planetas, signos y casas, que recuerda al Cubo de Rubik, funciona. De esa totalidad celestial, de ese bellísimo caos que podemos inferir levantando la vista en una noche estrellada, el astrólogo extrae elementos (mínimos pero indispensables) que conoce y le son familiares. Ahí están el Sol, la Luna, el Ascendente, etcétera. Se sumerge hacia arriba en lo que pareciera ser un inmenso

Mercurio en Piscis

Escribir sobre Mercurio en Piscis es escribir sobre Neptuno, la casa 12 y sobre el final del zodiaco. También sobre Venus (por exaltación) y Júpiter (por domicilio). Si estos planetas o la casa 12 son muy influyentes en la carta natal (por ejemplo si Júpiter está en Piscis, Sagitario o Cáncer; Venus en Piscis, Tauro o Libra; Neptuno en Piscis o en casas angulares; la casa 12 con muchos planetas en ella) entonces las características piscianas serán especialmente dominantes en la personalidad.

Kurt Cobain, Mercurio en Piscis.
Piscis es un signo que tradicionalmente representa energías contrarias al intelecto, por eso Mercurio está en exilio aquí, según la antigua astrología. Los principios que rigen a Mercurio son: el aire, la frialdad, la movilidad, la objetividad, la astucia, el cálculo, el análisis, la información, la discriminación de los datos empíricos, el orden, los conceptos, el lenguaje, la realidad. Piscis es todo lo contrario: la humedad, la emoción, la impresión, la mutabilidad anímica, la volubilidad, la parcialidad, la fusión, los espejismos, las dudas, el caos, la mímica, el histrionismo, la intuición, la sensibilidad extrema, la irrealidad, el escapismo, el silencio, la devoción.

Una mente con Mercurio en Piscis será adaptable, cambiable, maleable y estará muy condicionada por los temas de Neptuno y la casa 12. Hay una tendencia al aislamiento y los asuntos secretos, por eso muchas veces se considera una posición astrológica afín a los engaños y las traiciones, incluidos los enemigos secretos. La influencia de los entornos es poderosa, y es fundamental para personas con este Mercurio natal ser conscientes de esto. Muchas veces caen en situaciones en las que pierden su individualidad y se dejan influir por personalidades más fuertes, no siempre beneficiosas para ellos. Esta pérdida del yo es afín a la naturaleza disolvente de Neptuno y también a Piscis en cuanto signo que finaliza el zodiaco y en él las fuerzas del yo (Marte) se pierden en pos de la fusión transpersonal y colectiva. No en vano Venus (planeta opuesto a Marte) encuentra su exaltación (potencia) en este signo.

Mercurio en Piscis tiene especial relación con la compasión y el servicio, por eso lo vemos presente en médicos, enfermeras, asistentes terapéuticos, psicólogos. También (por su afinidad con el agua y los líquidos) en nadadores, bañeros, petroleros, marinos, enólogos, farmacéuticos. Su capacidad de creación es alta y sofisticada, Mercurio en Piscis se destaca por su lenguaje metafórico y sus imágenes oníricas. Muchos músicos, pintores y escritores tienen esta posición natal, como es el caso de Kurt Cobain, Johann Sebastian Bach, Maurice Ravel, Charles Baudelaire y James Joyce.




🌟 LO MAS LEIDO

Venus en Escorpio

Venus en Capricornio

Luna en Aries

Venus en Piscis

Venus en Géminis