Luna en Cáncer

Imagen
La Luna en su domicilio. Cada vez que nos sumergimos en aguas cancerianas, las cosas se vuelven familiares: los entornos, las personas, los motivos, los silencios. Cáncer es el primer signo de agua y, como tal, su empuje (es cardinal) inclina a desarrollar una naturaleza emocional, receptiva, nocturna. Es por esto que siempre busca refugiarse: en lo conocido, en lo doméstico, en lo seguro.  En términos colectivos, el tránsito de la Luna por el signo de Cáncer pone en primer plano asuntos ligados a las emociones. Podemos volcarnos más hacia los afectos, volvernos súbitamente melancólicos (ver fotos viejas, escuchar canciones retro) o recibir noticias de familiares. Lo canceriano también tiene fuerte raigambre popular: fiestas, celebraciones, espectáculos, vendedores ambulantes, espacios públicos. La plata, la noche, el insomnio, el color blanco, la leche, la perla, la cocina, la costa, la playa, el cangrejo, la herencia. Todos símbolos relacionados con la energía lunar.  Las personas co

Venus en Leo


Mi frente aún está roja del beso de la reina. 

Gérard de Nerval 

Se abren las puertas del drama, el glamour, el romance. Los gustos caros, los gastos fastuosos, los reinos selectos. Venus, la diosa del amor, entra en Leo. Signo regido por el Sol, que representa la vitalidad, la alegría, la personalidad, el carisma.

Con Venus en Leo somos el centro de atención, sentimos el perfume de los aplausos y las sedas del reconocimiento. Queremos las mejores cosas, los romances de novela. El decorado cinematográfico,  los flashes y las poses, los sentimientos de lujo. Es una de las Venus más apasionadas del zodiaco, ya que tanto su elemento (el fuego) como su modalidad (fija) le permiten sostener la llama en el tiempo, algo que no sucede en otros signos de la misma triplicidad: en Aries, se aburre demasiado rápido; en Sagitario necesita variedad. Por eso las personas con Venus en Leo tienen esa extraña combinación de intensidad y estabilidad, dos cosas que normalmente no suelen ir de la mano. Recordemos que a Leo le corresponde en astrología la Casa 5, casa de los romances, las aventuras, los affaires.

Como también se asocia Venus al dinero, los placeres y los bienes, es posible que durante este tiempo adquieran relevancia en la zona de nuestra carta natal donde tenemos a Leo. Obtener algún favor, ganancia o influencia de gente poderosa. O que nuestras relaciones con las autoridades se vuelvan más fluidas y amenas. También encontrar buenos momentos en torno a juegos y entretenimientos, sacar el costado más lúdico e infantil del signo. Los niños y los padres vuelven protagonistas ahora. Venus, planeta del arte, se siente a gusto con la creatividad de Leo, por lo tanto aprovecharemos mucho mejor este tránsito planetario si realizamos actividades que lleven nuestro sello personal, talento y originalidad. A nivel general, veremos esta energía canalizada en el mundo del cine, el teatro, la literatura, la moda y el diseño. También alcanza a los espectáculos deportivos. ¿Ir de shopping? Por supuesto, no hay signo más generoso y compulsivo que Leo con las compras. Eso sí, tengamos en cuenta (para bien de nuestros recursos) que haremos todo a lo grande, sin importarnos los gastos. Venus en Leo es la reina del zodiaco. Veamos, entonces, qué nos trae Venus en Leo para cada signo.

✶ LO MAS LEÍDO

Venus en Géminis

Mercurio en Escorpio

Temporada Escorpio

Venus en Piscis