Marte en Libra



Ayer, viernes 13 de noviembre, Marte entró en Libra. 13, número marcial si los hay: las tragedias, la mala suerte y la muerte (representada en la carta 13 del Tarot). Desde temprano tenía pensado escribir un post al respecto. Pero me fui a correr. Cuando volví... bueno, lo que todos vimos: París en todas las tapas de los diarios, noticieros y sitios de internet del mundo. Quedé conmocionado por el atentado pero, a la vez, maravillado una vez más por los alcances de la astrología.


Como dije en reiteradas ocasiones, cada vez que un planeta inaugura su tránsito por un signo, sus efectos pueden apreciarse a nivel global a través de hechos relacionados con su energía planetaria, más allá de cómo nos afecte a nivel personal de acuerdo a nuestra carta natal. Sucedió cuando Saturno dio sus primeros pasos por Sagitario, que desencadenó lo de Charlie Hebdo (Saturno = límites, desgracias; Sagitario = creencias, religiones). Aún hoy está vigente su energía y vemos que ha vuelto a hacer de las suyas con lo de ayer en París.



Poco importa si la carta natal de París tiene el Sol, la Luna o el ascendente en Libra, la verdad es que cualidades librianas tales como el gusto, la moda, el romance, la diplomacia, los derechos humanos y la paz han sido desde siempre asociadas a París. La entrada de Marte, el planeta de la violencia y la agresividad, en este signo venusino vino a perturbar la armonía de los librianos, y también la parisina.

Marte en Libra se considera en exilio porque su domicilio corresponde al signo opuesto, Aries. Se resienten las relaciones, diplomáticas y personales, se cuestionan los acuerdos, se canaliza la energía marcial (el ego, el deseo, la ira, la competencia) en la pareja, los socios, los enemigos, los otros. Sin embargo, la astrología es mucho más compleja como para quedarnos solamente con las dignidades (domicilio, exilio, exaltación, caída, etc). Marte en Libra también tiene sus virtudes, justamente opuestas a las virtudes conflictivas, impulsivas y enérgicas de un Marte en Aries. Un buen Marte en Libra es cooperación, diplomacia, persuasión, seducción. 


Mucho de este Marte tiene que ver con nuestras relaciones. Por eso, durante este tránsito tenemos que ir al encuentro con los otros, pero no ceder tanto. Recordemos que no tenemos demasiadas fuerzas, nuestros deseos no son ahora del todo claros y nos costará decidirnos. Marte volverá a estar fuerte en el signo siguiente, Escorpio. Conviene esperar hasta entonces, especialmente para todo aquello que requiera mucho despliegue de energía, decisión, control, determinación, ambición (características que a Escorpio no le faltan). Marte en Libra nos inclina a buscar un acuerdo a cualquier precio, lo cual no siempre es conveniente. O quizás lo sea ahora, pero luego lo lamentaremos. Aprovechemos, en cambio, sus mejores cualidades: la búsqueda de armonía, la creación de belleza y el aprecio por el arte. De hecho, muchos artistas tienen este Marte natal (Elvis Presley, John Lennon, Freddie Mercury). Buen momento para disfrutar de sus obras.


Buscar en decimodoctor.com

0 Comentarios