Luna en Géminis




Luna mercurial, aérea, mutable. Cuando la Luna entra en el signo de los gemelos, las palabras vienen fácil. Y van aún más fácil. Son días en los que realizamos transacciones, escribimos, firmamos, conversamos de más. Es que la dualidad del signo favorece la comunicación y entonces el contacto fluye. Esta propiedad es característica de Mercurio, el antiguo dios de los viajantes, de los comerciantes y, así dicen, también de los ladrones. Nos sentimos más ligeros con Luna en Géminis, nuestros zapatos están alados, tal como en las antiguas imágenes de Mercurio. 


Las personas con Luna en Géminis escriben bien, leen bien, interpretan bien. Hay una suerte de racionalización de los sentimientos, por lo que pueden parecer frías y calculadoras. Lo que sucede es que la palabra es su vehículo emocional. Necesitan nombrar lo que sienten (o lo que creen que sienten), ya que es una manera de catalogarlo, controlarlo, procesarlo, pasteurizarlo todo (bueno, doc, tampoco te pases). De ahí este perfil intelectual, algo distante que suelen tener. Los vemos dedicarse a la escritura, al teatro, al periodismo, a la música. Con Géminis siempre hay un cerebro de por medio. Y no cualquier cerebro.


La Luna en tanto astro que anuncia lo cercano, lo conocido, nuestras raíces y entornos familiares, simboliza de acuerdo al signo en el que se encuentre cuando nacemos, nuestra manera de sentir y cómo la vamos asimilando, cuestionando y superando a lo largo de la vida. Especialmente en la infancia y al relacionarnos con nuestros parientes o personas más cercanas. En Géminis, la Luna indica que hemos venido al mundo con mucho interés por la inteligencia, el lenguaje y la comunicación. Quizás nuestros padres sean escritores, periodistas, editores o de alguna manera estén relacionados con estas actividades. Los hermanos también se vuelven importantes, como así también los primos.


Obviamente, no podemos definir la personalidad sólo a partir de la Luna, ya que además es importante ver los aspectos que recibe y las casas implicadas. Pero si hay otros factores mercuriales en la carta natal, seguro que la Luna en Géminis coincidirá con las características aquí expuestas. La comunicación también será crucial para la vida sentimental de las personas con esta Luna. Es probable que se enamoren por internet y se expresen mejor a través de mil formas digitales (mail, chat, whatsapp, instagram, etc). En cambio, pueden ser algo reacios y no muy demostrativos cara a cara. Géminis es un signo que necesita distancia, es aire. Esa perspectiva es, justamente, la que les permite apreciar mejor las cosas. Y claro, también los sentimientos. De modo que cada vez que nos veamos tentados a creer que la Luna en Géminis es superficial o frívola, tengamos presente que el órgano que la rige es el cerebro.


Buscar en decimodoctor.com