Marte en Escorpio

I hurt myself today
To see if I still feel
I focus on the pain
The only thing that's real

Trent Reznor




Marte, el motor del zodiaco, acaba de entrar en su domicilio nocturno: Escorpio, un signo de agua y de modalidad fija. Atrás quedan las indecisiones, las consultas, la diplomacia. Todos esos exquisitos modales a los que nos tenía acostumbrados el aéreo y exiliado Marte en Libra. Es el tiempo de pasar a la acción. Un Marte en su casa es un Marte de armas tomar.


Se trata de un planeta seco, agresivo, impaciente, ardiente. Bajo el dominio de Marte nacen muchos políticos, militares, deportistas, pilotos, empresarios. Todas las actividades que requieran riesgo, adrenalina y elevados niveles de testosterona atraen a las personas marciales. Todo comienzo lleva la marca de Marte, porque su energía se relaciona con el deseo, la ambición, la conquista. Es la llama que lo enciende todo.

Leonardo DiCaprio, Marte en Escorpio.


Con Marte en Escorpio las acciones no serán tan llamativas, diurnas, espontáneas como podrían serlo bajo un signo de fuego. O tan ligeras y comunicativas como las de un Marte en aire. Tampoco tan parcas, rutinarias e inflexibles como las de un Marte en tierra. Todo Marte en agua tiene una sensibilidad especial para captar la energía de los entornos y actuar en consecuencia. Escorpio, un signo experto en emociones como pocos, aplica la estrategia de la dominación psicológica, tanto propia como ajena. Es un profesor de control. Desea, desea como nadie, pero sabe cuándo y cómo exponer, usufructuar, ese deseo. Mientras, solamente vislumbrarás una parte. Lo que se oculta como Escorpio sabe hacerlo, incrementa el deseo hasta llevarlo al límite.



Jarvis Cocker, Marte en Escorpio

Las personas que tienen este Marte en su carta natal se cuidan muy bien de lo que quieren. Pero van hasta las últimas consecuencias para conseguirlo. Es la virtud de dar el golpe maestro en un momento dado, luego de una elaborada estrategia, sutil, silenciosa, subterránea. Entre sus diversas herramientas, cuentan con una que es capital: el sexo. Es su arma preferida y la dominan mejor que nadie. No se trata del acto sexual en sí mismo sino del espesor sexual que los rodea. Un Marte en Escorpio sabe lo que deseas y sabe, también, cómo hacerte pagar por ello, a un precio quizás demasiado alto. Pero te aseguro que lo pagarás.

Taylor Swift, Marte en Escorpio

Entre los principales beneficios de este tránsito encontramos la capacidad de transformar, depurar, eliminar todo lo que obstaculizaba nuestros objetivos, deseos y vitalidad. Escorpio es un gran renovador, su sentido plutoniano de la vida le da un alcance y una profundidad que no vemos en otros signos. Va de un extremo a otro, porque enfrenta las situaciones límites. Bajar al infierno no es un trámite, pero tampoco algo que lo intimide. Quien se atreve a mirar el abismo, le da otro valor a la vida. Enfrentar el dolor es empezar a sanar, de ahí el poder curativo y terapéutico de este signo. El carácter plutoniano también posee una relación fuerte con el dinero, de modo que bajo este tránsito se ven afectadas las transacciones, las herencias, los préstamos, las deudas. Amante de lo oscuro, lo secreto, lo profundo, lo intenso y lo misterioso, Marte en Escorpio nos permite conectar con nuestros instintos: despertarlos, alimentarlos, liberarlos y por qué no malcriarlos. El deseo es creador y buscarlo es recrearnos a nosotros mismos, esa especialidad tan escorpiana.


buscar en decimodoctor.com

0 Comentarios