Marte conjunción Neptuno. Nuestras fuerzas tienden a disolverse, a fluir en la totalidad. Nuestros pasos se deshacen como huellas en el agua. La marea acuática neptuniana nos arrastra hacia los confines de un ciclo que debemos concluir. Es momento de ser receptivos, accionar desde otros canales, más intuitivos, artísticos, altruistas. No es tiempo de empezar sino de terminar. Debemos ser prudentes, preventivos: acechan peligros a través de engaños, falsificaciones o espejismos. Nos veremos tentados a caer en escapismos y adicciones. Sí es un excelente tránsito para conectar con la música, el arte y el drama: Neptuno es el portador de la inspiración. Hoy cumple años el gran Jean Sibelius. Lo recordamos escuchando su místico cisne de Tuonela.