Luna en Cáncer

Imagen
La Luna en su domicilio. Cada vez que nos sumergimos en aguas cancerianas, las cosas se vuelven familiares: los entornos, las personas, los motivos, los silencios. Cáncer es el primer signo de agua y, como tal, su empuje (es cardinal) inclina a desarrollar una naturaleza emocional, receptiva, nocturna. Es por esto que siempre busca refugiarse: en lo conocido, en lo doméstico, en lo seguro.  En términos colectivos, el tránsito de la Luna por el signo de Cáncer pone en primer plano asuntos ligados a las emociones. Podemos volcarnos más hacia los afectos, volvernos súbitamente melancólicos (ver fotos viejas, escuchar canciones retro) o recibir noticias de familiares. Lo canceriano también tiene fuerte raigambre popular: fiestas, celebraciones, espectáculos, vendedores ambulantes, espacios públicos. La plata, la noche, el insomnio, el color blanco, la leche, la perla, la cocina, la costa, la playa, el cangrejo, la herencia. Todos símbolos relacionados con la energía lunar.  Las personas co

Venus en aspecto a Júpiter y Saturno


Luna en Virgo formando un gran triángulo de tierra con Urano en Tauro y Saturno en Capricornio. Temas relacionados con préstamos, dinero y bienes materiales se vuelven una prioridad bajo este cielo. Damos pasos certeros y prudentes pero en una nueva dirección. Los asuntos de elemento tierra en general se rigen por Venus y Saturno, hoy en aspecto tenso entre sí. En auxilio de ella, tenemos un sextil muy favorable del otro gigante: Júpiter en Sagitario. ¿Cómo interpretar, entonces, estas fuerzas contrapuestas? Ambos planetas, Júpiter y Saturno, dignificados en sus signos de domicilio no se sacan ventaja. Por eso en astrología las asociaciones y compensaciones son fundamentales. Por ejemplo, podría ocurrirnos que en la obtención de algún bien o ganancia (Venus) surjan bloqueos u obstáculos (Saturno) que, sin embargo, al final nos serán de alguna manera favorables (Júpiter). Puede ocurrir al revés, es decir, que un favor o beneficio (Júpiter) termine perjudicándonos (Saturno). Si entendemos este juego de balances y equilibrios, muy de la temporada Libra, probablemente trabajemos mejor las influencias planetarias y logremos complementarlas e integrarlas de una manera más armónica.

🌟 LO MAS LEIDO

Luna Llena en Géminis

Luna en Aries

Luna en Géminis

Venus en Capricornio

Venus en Piscis