Mercurio en Escorpio






Ácido, irónico, sarcástico e incluso hasta cínico. Así es Mercurio en Escorpio, una mentalidad intensa, profunda y transformadora. Debido a la regencia de Marte y Plutón en este signo, es de gran importancia corroborar el estado cósmico de estos planetas en la carta natal. Si se hallan en dignidad (Marte domiciliado en Aries o Escorpio, o exaltado en Capricornio, Plutón en Escorpio) las cualidades escorpianas se intensificarán. Las personas con este Mercurio natal, al igual que aquellas con mucha casa 8 o Plutón en casa 1, tendrán rasgos escorpiónicos sin tener necesariamente el Sol o el Ascendente en Escorpio. Tal es la fuerza del signo.


Debido al elemento agua, Mercurio en Escorpio está dotado de una gran intuición que te disecciona sin haberte preguntado nada. Los rayos X escorpianos indagan en todo lo oculto y el lado oscuro de las personas y los lugares. Su naturaleza es misteriosa y reservada; y los nacidos con este Mercurio muchas veces se encuentran en situaciones en las que tienen que desenmascarar tabúes o secretos (sobre todo familiares).

Los temas que atañen a este signo están muy conectados con la casa 8: el deseo sexual, el inconsciente, las herencias, el dinero de los otros (sobre todo del cónyuge), el poder, las crisis, las revoluciones, las purgas de todo tipo, la muerte, la resurrección, los crímenes, los misterios y tabúes. Lo reprimido para revelar, el ocultismo y el submundo emocional. Los sentimientos más intensos y oscuros (odio, venganza, pasión).

Muchas veces, cuando malos aspectos así lo indican, estas personas viven sospechando en exceso de todo y todos, creando infinitas conspiraciones mentales contra ellos. Deben aprender a dejar pasar, a disfrutar más o mantener una relación más amena con la superficie de las cosas. La mente escorpiana puede alcanzar un desarrollo superior si logra no centrarse siempre en los aspectos dolorosos y críticos de la existencia.

Algunas personalidades con Mercurio en Escorpio son Oscar Wilde, John Lennon y Gandhi: los tres tuvieron que enfrentarse a lo establecido y desenmascarar a la sociedad de su tiempo. No hay que olvidar que muchos consideran a Urano, planeta asociado a las revoluciones y los cambios drásticos, exaltado (es decir, potenciado) en el signo del escorpión.