Luna en Piscis

Imagen
Con demasiado Virgo en mi carta natal, desde que tengo uso de razón astrológica, por decirlo de alguna manera, me doy cuenta de que siempre me veo rodeado de personas con planetas en Piscis. Las Lunas en Piscis han sido, y calculo que seguirán siendo, un desafío permanente para mi stellium virginiano. Por supuesto: la oposición entre los signos es uno de los aspectos más excitantes y enérgicos que puedan darse. Para mi formal, aséptico y controlado costado Virgo, la Luna en Piscis representa todo un desafío. Un aforismo del célebre astrólogo Cardano sentencia que cuando la Luna está en Piscis y Júpiter en Virgo es un momento oportuno para el nacimiento de un poeta. Mi Júpiter Natal en busca de la musa neptuniana. La Luna en Piscis, de elemento agua y modalidad mutable, cae tradicionalmente bajo el dominio de Júpiter, pero sobre todo de Neptuno. Como Venus se exalta en Piscis, también incide en sus asuntos. Estos tres planetas combinados dan una buena perspectiva de ella. Júpiter l

Luna Nueva


Estamos ya con la Luna en conjunción al Sol, lo que en astrología llamamos Luna Nueva. Las Lunas Nuevas se consideran fértiles, momentos propicios para sembrar. Va desde una perspectiva más bien concreta (cultivos en la tierra) a una mucho más amplia (ideas, proyectos, relaciones).

El beso entre el Sol y la Luna señala que las energías principales de nuestro cielo, las luminarias, trabajan en conjunto. Es el encuentro entre la individualidad y la personalidad. Entre lo que somos y lo que sentimos. Esta siembra estará en gran medida condicionada por el signo en el que se da la conjunción.

Hay varias formas de interpretar cada Luna Nueva, como sucede con casi todos los tránsitos planetarios. Muchos astrólogos confeccionan horóscopos generales para cada signo. Esto tiene sus alcances, pero también sus limitaciones. Lo que hacemos es tomar a un signo como si fuera el primero del círculo zodiacal; es decir, lo ubicamos en la casa 1. De esta manera, para los taurinos una Luna Nueva en Tauro tendría implicaciones en su casa 1, afectando a su zona del ego, la personalidad, los deseos, el impulso, su imagen social, incluso su aspecto físico. Pero si un taurino tiene ascendente Géminis, la influencia recaería no del todo en la casa 1 sino también en la casa 12 (misticismo, espiritualidad, servicio, enemigos ocultos).

Ninguna técnica excluye a la otra, al contrario: en astrología, cada símbolo aporta su pieza a este gran rompecabezas que es el universo. De hecho, no sería raro que ese taurino experimentara este tránsito lunar como un mix energético entre las casas 1 y 12. Algún punto de contacto entre su necesidad de afirmarse o emprender algo nuevo (casa 1) y, quizás, un romance secreto (casa 12). O entre su imagen social (casa 1) y sus enemigos secretos (casa 12). Sin embargo, la manera más segura de proceder es a través de la carta natal, ya que no sólo vemos las casas afectadas (las que poseen el signo en el que ocurre la Luna Nueva) sino también si la Luna aspecta algún planeta, especialmente por conjunción.




✶ LO MAS LEÍDO

Luna en Aries

Luna en Leo

Luna en Virgo

Luna en Libra

Venus en Géminis