Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2018

Temporada Libra

Imagen
El placer es aún más profundo que el sufrimiento. Nietzsche Se igualan el día y la noche, el Sol entra en Libra. Un signo que nos enseña la profundidad de lo efímero. La elegancia que es una suerte de inteligencia. Los modales que sugieren algo más que buenas –y meras– intenciones. La belleza, tentación superior. Se asocia este signo al otoño pero en el hemisferio sur coincide con la primavera. Dos estaciones de cambio y renovación. Nuestro desafío consiste en dejar que las cosas florezcan o perezcan, el mismo espectáculo que vemos en la naturaleza. No estancarnos en los errores (todo aquello quedó en  Virgo ) ni en los rencores (todo eso vendrá en Escorpio ). Ahora es tiempo de priorizar la armonía de conjunto. Cosa para nada fácil. Laissez faire , dirían en Francia. Es el momento de las relaciones. De compartir la magia –lo insólito– de poder estar juntos. Debido a que es un signo cardinal, nos animamos. Pero a ceder, a complementar, a embellecer, porque el planeta que rige

Lux perpetua luceat eis

Imagen
Llegamos al diminuendo final del año, un año transformador, profundamente escorpiano . Todavía en la barca, vemos como el oleaje de este río turbio empieza a darnos tregua, aquietándose. En el tramo final nace una nota luminosa, luego de tantas y tan agrias tempestades. Atrás fueron quedando rencores, pasiones, historias, luchas que se han hundido. Todavía nos parece ver sus restos a la deriva. Pero no podemos detenernos, ni volver por ellos, ni por lo que fuimos, que ha tocado fondo. Lo sabíamos al comienzo de la travesía, al embarcarnos en estas aguas dolorosas. Ahora el trayecto toca a su fin, y ya nada será igual. Empezaremos a caminar un año más firme, saturnino. Pero también más esperanzador, gracias a un guía especial, Júpiter en Sagitario. Lux perpetua luceat eis.

Marte en Piscis

Imagen
Nuestras fuerzas tienden a disolverse, a fluir en la totalidad. Nuestros pasos se deshacen como huellas en el agua. La marea acuática neptuniana nos arrastra hacia los confines de un ciclo que debemos concluir. Es momento de ser receptivos, accionar desde otros canales, más intuitivos, artísticos, altruistas. No es tiempo de empezar sino de terminar. Debemos ser prudentes, preventivos: acechan peligros a través de engaños, falsificaciones o espejismos. Nos veremos tentados a caer en escapismos y adicciones. Sí es un excelente tránsito para conectar con la música, el arte y el drama: Neptuno es el portador de la inspiración .

✶ LO MAS LEÍDO

Venus en Géminis

Luna en Aries

Venus en Escorpio

Venus en Piscis