viernes, 10 de marzo de 2017

Marte en Tauro





Marte, tradicionalmente, se encuentra en exilio en Tauro. Es que el signo del toro es opuesto al domicilio marcial nocturno, es decir, al signo del escorpión. Lo mismo Marte en Libra, que se opone al domicilio marcial diurno, Aries. Sin embargo, es curioso lo que ocurre con su elemento. La tierra tiene características marciales. Es áspera, primitiva, muchas veces salvaje, gobierna los bienes y las riquezas. Y, como dicen, siempre es bueno tener los pies en ella.

No olvidemos, además, que Marte se exalta en Capricornio, como ya hemos visto en un post anterior. Todo Marte en tierra sabe que antes de avanzar debe acumular recursos, de cualquier tipo. Y cuando (finalmente) avanza, lo hace a paso firme, sin regalar un centímetro de lo suyo.

Herbert von Karajan, Marte en Tauro.

Marte en Tauro representa el encuentro entre la fuerza y la belleza. Se trata del Marte de muchos artistas y hedonistas, sensuales expertos en el arte de honrar a la diosa Venus. Es el Marte natal del gran director Herbert von Karajan, célebre por el sonido pulido que lograba obtener de sus orquestas, incansablemente trabajado hasta quitar la última aspereza. Así es Marte en Tauro: todo es musculatura, todo es opulencia, todo es deleite para los sentidos.

Su tránsito siempre ralentiza nuestros días, y esta disminución de la velocidad permite consolidar los avances del signo anterior, al que le sobra coraje pero le falta constancia. Total, para perseverar está Tauro. El cambio de fuego a tierra viene acompañado de un cambio de energía cardinal a fija y, como si fuera poco, también de regentes: de Marte a Venus. El empuje, el deseo, la autodeterminación y la necesidad de conquista tienen otros motivos, otra estrategia, otro precio. Con Marte en Tauro quizás no nos movilice tanto el instinto competitivo, en cambio sí una buena ganancia económica o un delicioso manjar (mejor dicho: varios manjares).




Tampoco es lo mismo en términos de tiempos y modos. Es cierto que Marte en Tauro se caracteriza por su notable lentitud a la hora de reaccionar, pero una vez encendido, cuesta apagarlo. Así es el toro: calmo, estable, confiable, le gusta estar bien atendido, bien alimentado, delimitando su territorio y, sobre todo, cultivando su confort personal. Si se ve amenazado, primero intimidará con su imponente, atemorizante, inmutabilidad. Pero si todavía insistes, conocerás su peor faceta. Y es una de las peores de todo el zodiaco, creeme.

El paso de Marte por la zona taurina de nuestra carta natal marca un período en el que necesitamos priorizar (o establecer) valores (económicos, morales, políticos, etc). En este signo aprendemos a administrar recursos, por eso los temas de dinero se vuelven más importantes y urgentes, como así también nuestra economía en general y todo aquello que implique posesiones (incluso a nivel afectivo). Marte en Tauro es un guerrero diestro en tener, asegurar, ahorrar, obtener seguridad. Un guerrero práctico, realista y leal. Mejor tenerlo de nuestro lado.








No hay comentarios. :

Publicar un comentario